Fuente: Diario La Nación | Julio 12, 2011 Recomendar esta nota Recomendar
Nueva botadura de una barcaza

Barcaza - Foto: matrizenergetica.com.ar

Nueva botadura de una barcaza

El viernes último, en el Complejo Industrial Naval Argentino (Cinar) se realizó la botadura de la Barcaza AR 1 de National Shipping, a la que se le construyó el doble casco para que cumpla con todas las exigencias internacionales de seguridad ambiental.

"Las tareas realizadas consisten en la construcción del doble casco del navío, que cumple con el propósito de evitar derrames de hidrocarburos en caso de avería en la embarcación", se señaló por medio de un comunicado.

Las obras demandaron 90 días y estuvieron a cargo de Tandanor, integrante de Cinar, y Astilleros SPI, que realizó la ingeniería básica y de detalle.

El presidente de Tandanor, Mario Fadel, destacó "la importancia del trabajo en conjunto de dos empresas nacionales que complementan sus capacidades para dar respuestas a las necesidades de la actividad, y en este caso en particular, para una demanda de un armador de capitales nacionales como National Shipping".

Asimismo, Fadel, señaló que "el gobierno nacional a través del ministro de Defensa, Arturo Puricelli, definió claramente cuál debe ser el horizonte de nuestra empresa, que es potenciar la industria naval argentina y generar sinergia con el sector privado para avanzar en la recuperación de la actividad".

Normas internacionales
Las modificaciones efectuadas en la Barcaza AR 1 de National Shipping permiten que la embarcación supere las exigencias establecidas en el convenio internacional para la prevención de la contaminación del medio ambiente producidas por la actividad naval (Marpol), subscripto por la Argentina.

Esta embarcación es la primera de una serie de trabajos de adecuación de navíos a doble casco que incluyen una segunda barcaza de 90 metros de eslora y al buque Paraná 1 (ex Estrella del Paraná), de 105 metros de eslora y 21,5 metros de manga.

Por su parte el presidente de Astilleros SPI, Horacio Tettamanti, consideró: "Estamos frente a un hecho concreto de complementariedad entre el sector público y el sector privado, que fortalece el gran potencial que tiene la industria naval argentina", indicó.

Tettamanti destacó la "confianza" del sector armatorial nacional "en la calidad de la industria de nuestro país, en sus profesionales y en sus obreros navales, un ejemplo de que la Argentina tiene aún un mercado interno propio dentro del sector naval que puede y que debe ser desarrollado", aseveró.

Materiales
Los trabajos demandaron 460 toneladas de acero bruto y 650 rollos de alambre tubular para realizar las soldaduras de fusión. Asimismo, el enchapado del casco fue construido utilizando máquinas de arco sumergido de última generación y para el preparado de la chapa se utilizó un pantógrafo de control numérico con corte en plasma sobre pileta de agua.

Las normas internacionales respecto del doble casco en los petroleros soluciona dos problemas a la vez: ofrece doble protección frente a una colisión y permite el uso de esta cámara (que queda entre los dos cascos) como tanque de lastre, aislando la carga del lastre.

"Este concepto consiste en separar los tanques de carga del casco exterior mediante un espacio, capaz de absorber los impactos a baja velocidad. En el caso de una varada o una colisión accidental, el doble casco es una medida que debe proporcionar protección frente a un posible derrame de petróleo", destacaron las empresas.

En 2007 se redefinió el calendario mundial para acelerar la retirada progresiva de los petroleros monocasco y se establecieron nuevos plazos para adecuar las embarcaciones a las normas vigentes. Más de 70 países, cuyas flotas representan un 90%del tonelaje mundial, han ratificado la Convención. Con la instrumentación de la norma, la polución marina descendió más de un 60%.

Las obras encaradas recibieron la aprobación de la Prefectura Naval y el navío obtuvo el registro de clasificación otorgado por el registra naval italiano, RINA.

Astilleros SPI, trabaja en el diseño y construcción de este tipo de barcazas desde 2004. Así, se han aportado más de 30.000 m³ de capacidad de transporte de hidrocarburos a la hidrovía Paraná-Paraguay "cumpliendo, ahora también junto a Tandanor, con los más altos requisitos de protección y seguridad del medio ambiente y con el compromiso de generación de trabajo argentino, con ingeniería, producción y mano de obra nacional", concluyeron.

Fuente: Diario La Nación

imagenes relacionadas ver +

Barcaza - Foto: matrizenergetica.com.ar

Barcaza - Foto: matrizenergetica.com.ar