Fuente: eldia.com | Septiembre 16, 2010 Recomendar esta nota Recomendar

Quilmes: condenan a papelera y a Municipalidad por incumplimiento en obras medioambientales

La Justicia intimó a Nación Fideicomisos a pagar 6 millones de pesos y a la comuna, otros 400 mil. Y obliga a cumplir con las tareas requeridas para el cese de la contaminación en torno a la Papelera Quilmes

La Justicia platense en lo Contencioso Administrativo condenó a Nación Fideicomisos S.A., en su carácter de liquidador judicial del fideicomiso financiero y de administración de la Papelera Quilmes (ex Massuh), a pagar una multa por 6 millones de pesos por la falta de recaudos para evitar la contaminación ambiental, al tiempo que intimó a la municipalidad de Quilmes a pagar 400 mil pesos por incumplir un acuerdo por el que debía realizar obras de preservación del medio ambiente y cuidado de la salud de los vecinos.

En un fallo emitido el lunes pasado, el juez Luis Federico Arias, del juzgado Nº1 en lo Concenticioso Administrativo de La Plata declaró el "incumplimiento parcial" del acuerdo que la Municipalidad había realizado ante una demanda por el cese y remediación del daño ambiental de la papelera, que data desde septiembre 2009.

Concretamente, el municipio que conduce Francisco Gutiérrez se había comprometido a la ejecución de una obra de desagüe entre el paredón de la papelera y el Arroyo Las Piedras, su posterior parquización y la creación de un espacio recreativo, así como la colocación de una barrera forestal sobre el límite exterior de la planta industrial.

Si bien la multa a los particulares demandantes recaen sobre los funcionarios municipales responsables, -es decir, la directora de Evaluación e Impacto Ambiental, Gabriela González; la asesora de la Secretaría de Economía, Producción y Empleo, Marcela Claudia Linares; el secretario de Agua, Cloacas y Saneamiento Hídrico, Manuel Roberto Carracelas; el director operativo de Gestión Jurídica, Carlos Fernando Fux; y del intendente, Francisco Gutiérrez- el fallo también ordena a la Municipalidad a que en un plazo de 20 días acredite la existencia de los fondos necesarios para las obras de entubamiento del canal "por medio de los mecanismos que estime más convenientes (asignación o reasignación de partidas en el presupuesto, o bien mediante otras formas de financiamiento), ello bajo apercibimiento de embargo, por las sumas de dinero suficientes para hacer frente a la presente ejecución".

Y hasta ese momento se suspende el castigo por el incumplimiento de plazos que, en el caso de la colocación de la barrera forestal comprometida, se imponen al director operativo de Gestión Jurídica de la Secretaría de Medio Ambiente municipal, Carlos Fernando Fux, en una suma de mil pesos por cada día de demora.

Además, el juez intimó a la comuna de Quilmes a "la inmediata limpieza, remoción de los residuos y desmalezamiento" del canal en cuestión, que deberá realizarse en cinco días, bajo el apercibimiento de sanciones pecuniarias de mil pesos por día de demora.

En lo que se refiere a Nación Fideicomisos S.A., que deberá pagar una suma de 6 millones de pesos, se le requirió, luego de iniciado el proceso de liquidación del Fideicomiso, un informe detallado de su situación patrimonial y financiera, "que permita apreciar la realidad económica del mismo; como así también, respecto de la vigencia del contrato de seguro ambiental oportunamente suscripto".

INCUMPLIMIENTO

En los fundamentos del fallo, Arias explica que "la obligación de entubar el canal de la calle 822, entre el camino Gral. Belgrano y el Arroyo Las Piedras, paralelo al paredón de la empresa Papelera Quilmes, ha sido incumplido hasta el presente, pese al vencimiento del plazo estipulado en el convenio, y el que fuera otorgado judicialmente".

Y luego explica que, tres meses después de la homologación del acuerdo por el que el municipio se había comprometido a las tareas, realizada en septiembre de 2009, la comuna había acreditado su financiamiento a partir de partidas provenientes de la Nación, pero que "transcurrido el tiempo y sin haber presentado ningún informe acerca del avance de las obras, se presentó –previa intimación judicial- una solicitud una prórroga para cumplir con las obligaciones. Y luego -casi once meses después del acuerdo-, el Ejecutivo local afirma que no va a realizar las obras tal cual estaban proyectadas, y que en la actualidad las obligaciones asumidas son de cumplimiento imposible". Y agrega: "No es ocioso advertir que tales afirmaciones implican, sin duda alguna, el reconocimiento expreso de la demandada acerca del incumplimiento total de la obra de entubamiento, la que no tiene siquiera principio de ejecución".

Además, Arias solicitó al Centro de Investigaciones del Medio Ambiente de la Universidad Nacional de La Plata un informe acerca de las acciones pendientes que se deberían realizar para el íntegro cumplimiento del acuerdo suscripto, y presupueste el costo que demande su ejecución y tiempo de realización de las tareas.