Fuente: Elliberal.com.ar | Junio 21, 2011 Recomendar esta nota Recomendar
La Nación envía fuerte inspección a empresas de Tucumán

Río Salí-Dulce - Foto: Diario Panorama

La Nación envía fuerte inspección a empresas de Tucumán

La fuerte escalada judicial desatada por la contaminación de la cuenca Salí-Dulce, con procesos abiertos tanto en Santiago del Estero como en Tucumán y una presentación ante la Corte Suprema, tuvo su repercusión en el Gobierno nacional. El próximo 7 de julio, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Juan José Mussi, estará en Tucumán para supervisar qué es lo que están haciendo las industrias para tratar sus desechos y cuál fue el destino de los subsidios otorgados a los ingenios para hacer obras para tratar los mismos, justamente con motivo de las denuncias por contaminación.

El funcionario irá a controlar personalmente cómo avanzan los proyectos del nuevo Programa de Reconversión Industrial (PRI) con créditos a tasa cero, ya que los intereses los financia el Estado. Algunos ingenios presentaron proyectos, principalmente apuntando a la construcción de vinazoductos. Pero las empresas tucumanas –de otros sectores también- ya habían recibido fondos de un PRI años atrás, durante la gestión de Romina Piccolotti, por más de $ 100 millones, para realizar obras e incorporar tecnología para disminuir el impacto ambiental
De acuerdo con lo manifestado a EL LIBERAL por altas fuentes de la cartera ambiental que revelaron sobre la visita de Mussi a la vecina provincia, el secretario de Estado nacional está al tanto de las denuncias y las causas contra empresarios tucumanos por infringir la ley nacional 24.051 de Residuos Peligrosos. Informado de la situación a través de los medios, su presencia representa la decisión de la Nación de controlar qué se hacen con los fondos y si las empresas están comprometidas para solucionar los problemas que generan con sus residuos industriales que son arrojados a los distintos tributarios que alimentan a la cuenca y que desembocan en el lago Río Hondo.
Según comentaron las fuentes a este medio, Mussi viene siguiendo con atención esta problemática por la degradación del ecosistema en la cuenca endorreica, pero no quería entrometerse hasta que no se dilucide un poco el escenario judicial, que para el secretario, ahora está más claro, indicaron.


La visita de Mussi a Tucumán es una señal positiva para el Gobierno santiagueño que había solicitado -a través del secretario del Agua, Abel Tévez- que el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable nacional se inmiscuyera más en esta problemática y lograr que las empresas, principalmente los ingenios hagan las obras para tratar la vinaza. Este año se estiman que se producirán más de cuatro millones de metros cúbicos de este residuo de la producción de bioetanol, a partir de la caña de azúcar. Pero también son investigadas citrícolas, frigoríficos, Papelera de Tucumán, Minera Alumbrera Ltd., y Sociedad Aguas del Tucumán, todas por infringir la ley de Residuos Peligrosos. Ya en esta época del año los tributarios de la vecina provincia llegan con poco oxígeno, y en algunos casos, con cero vida producto de los efluentes industriales.
Tévez también había solicitado que Mussi participe de la próxima reunión del Comité de Cuenca Salí-Dulce para fortalecer este organismo, que para el santiagueño había llegado al límite ya que no podía controlar a las industrias. El funcionario santiagueño destacó que a diferencia de su antecesor (Homero Bibiloni), Mussi tiene un mayor conocimiento sobre la problemática de la contaminación de los ríos ya que fue intendente por varios años de Berazategui, una localidad del Conurbano Bonaerense que sufre la degradación de la cuenca Matanza-Riachuelo. Esta fue la principal motivación por la que la presidenta Cristina Kirchner designó a este médico de profesión, al frente de la secretaría ambiental.

imagenes relacionadas ver +

Río Salí-Dulce - Foto: Diario Panorama

Río Salí-Dulce - Foto: Diario Panorama