Fuente: Vida Silvestre | Junio 17, 2011 Recomendar esta nota Recomendar
CAMBIO CLIMÁTICO EN LA ANTÁRTIDA

Antártida

CAMBIO CLIMÁTICO EN LA ANTÁRTIDA

(Buenos Aires, 17 de junio de 2011) El próximo lunes 20 de Junio comienza en la ciudad de Buenos Aires la XXXIV Reunión Consultiva del Tratado Antártico en la que representantes de los 48 países firmantes, incluida la Argentina, tomarán decisiones sobre la conservación y el manejo de los ecosistemas y la regulación de las actividades humanas en la Antártida.

Desde hace 50 años, la Antártida se encuentra protegida por el Tratado Antártico, un acuerdo internacional de características únicas, que podría ser tomado de ejemplo para el resto del mundo. Su creación ha servido para proteger al continente blanco de conflictos políticos internacionales y, en consecuencia, conservar la aún desconocida región. Los 48 países firmantes del Tratado Antártico se han comprometido a cumplir con las regulaciones establecidas y a bregar por la conservación y protección del continente y sus valores.
 
La Antártidaes una de los mayores y más valiosas regiones naturales del mundo, una de las más vulnerables y menos modificada. Este continente, excepcionalmente salvaje y hermoso, es también la región menos poblada y menos contaminada del mundo. Sin embargo, ya no es prístina. Las actividades humanas como el turismo, la caza de ballenas y la sobrepesca están amenazando el medio ambiente antártico y el calentamiento global ya está afectando a este ecosistema.
 
Durante los últimos 50 años, la parte occidental de la Península Antártica registró un aumento de la temperatura cuatro veces superior al promedio del resto del planeta (IPCC, 2007[1]). En tal sentido, el Océano Austral registra un aumento de la temperatura a profundidades de 3.000m (Jacobs, 2006). El hielo marino (el hielo que se forma a partir de agua de mar y le confiere características especiales a los océanos polares) cubre una superficie un 40% menor que la que cubría hace 26 años en el oeste de la Península Antártica. El informe “¡2°C es demasiado! Impactos del aumento de 2°C en pingüinos antárticos”, de WWF y la Fundación Vida Silvestre Argentina, proyecta que el aumento de tan solo 2°C de la temperatura media global, con respecto a los niveles pre-industriales, producirá una dramática reducción en la población de colonias de los pingüinos emperador (una reducción del 50%) y de pingüinos Adelia (una reducción cercana al 75%).
 
“Desde Vida Silvestre sostenemos la necesidad de crear una red representativa de áreas marinas protegidas en el océano austral para el 2012 como mecanismo y herramienta de protección de la biodiversidad frente al aumento de la presión del uso humano y  como refugios donde se mantengan condiciones ecológicas para las especies antárticas y que habitan los ecosistemas marinos australes frente a los cambios provocados por el cambio climático” afirma Verónica Cirelli, coordinadora del Programa Antártida & Océano Austral de la Fundación Vida Silvestre Argentina.
    
Entre los efectos mas importantes del cambio climático observados en Antártida, se encuentran modificaciones en la temperatura y acidificación del agua del mar, y deshielo marino del 10 al 15% y del 30% en algunas áreas, reduciendo de esta manera los recursos de algunas especies dependientes del hielo, como el krill que alimenta al plancton que se cría bajo las capas de hielo y que constituye la base de la cadena alimentaria de muchas especies del Océano Austral.
 
“Los países participantes del sistema del tratado antártico tienen la capacidad de minimizar el problema generando los instrumentos de regulación que faciliten el trabajo conjunto con otras comisiones internacionales involucradas, políticas y científicas, para identificar, seleccionar e implementar las áreas protegidas” concluye Cirelli.
 
 
Fuente: Vida Silvestre

Para más información, comunicarse con:

Martín Font, Responsable de Comunicación de Vida Silvestre.
+54 11 43313631 (int. 36),  martin.font@vidasilvestre.org.ar

imagenes relacionadas ver +

Antártida

Antártida