Fuente: Diario Clarín | Mayo 13, 2011 Recomendar esta nota Recomendar
Un biólogo argentino, distinguido por proteger el medio ambiente

Premio Whitley - Fuente: Clarín

Un biólogo argentino, distinguido por proteger el medio ambiente

Es Luis Rivera. Jujeño, de 41 años, ayuda a conservar las selvas de yungas y a sus loros.

A los 41 años, Luis Rivera es un campeón en la defensa de las selvas de montaña del Noroeste argentino. Así lo consideró el Fondo Whitley para la Naturaleza de Inglaterra, que lo premió ayer como líder de la conservación de nivel internacional.

Ante 350 personas ubicadas en el auditorio de la Royal Geographical Society en Londres, Rivera recibió el galardón de manos de la Princesa Ana. El jurado distinguió al biólogo jujeño por su modo de desacelerar la dramática reducción de los loros y de los bosques donde habitan al conseguir la participación de las comunidades locales.

“El objetivo de los premios Whitley es identificar y aplaudir líderes de conservación que inspiren” , dijo Georgina Domberger, directora de la entidad inglesa. Mientras al terminar el acto, Rivera contó a Clarín por teléfono que se sentía “muy contento porque se trataba de un reconocimiento a un trabajo de muchos años”.

De alguna manera, su preocupación empezó desde chico.

Nació en la ciudad de San Salvador de Jujuy, y desde allí solía partir para recorrer durante muchas horas las playas del río Xibi-Xibi . Con el tiempo fue observando cómo las selvas de montaña o yungas fueron reduciéndose con la deforestación. Estudió biología en el Instituto Miguel Lillo de la Universidad Nacional de Tucumán, y luego hizo una maestría en manejo de vida silvestre de la Universidad Nacional de Córdoba. Ahora, es docente de la Universidad Nacional de Jujuy y dirige la Fundación Cebio.

“Hace ocho años, empezamos a desarrollar un proyecto para proteger la biodiversidad de la selva de montaña, y focalizamos en la fauna carismática para despertar el interés de la gente” , recordó.

Los “carismáticos” son el loro alisero y el guacamayo verde, dos especies de aves que habitan en el Norte argentino y en Bolivia (desde Santa Cruz de la Sierra hacia el sur). Las dos especies están amenazadas, tanto por las capturas masivas realizadas en las tres décadas pasadas como por la deforestación (más del 60% de los bosques de yungas se ha perdido). “Es una superposición de efectos producidos por la actividad humana la que redujo las poblaciones de loros”, acotó. Frente a la posibilidad de extinción de esas aves, Rivera y su equipo –que hoy integran Natalia Politi, Diego Regondi, Verónica Miranda, entre otros– pusieron manos a la obra, con fondos de la agencia internacional Conservation Leadership Program.

Realizaron varios estudios para identificar la cantidad de ejemplares de loros que aún quedan, y analizaron diferentes aspectos de su distribución y su reproducción. Trabajaron en colaboración con investigadores de Bolivia.

También se dieron cuenta que no bastaba con tener buena información científica, sino que necesitaban del compromiso de las comunidades locales , “para que valoren a los loros y sus hábitats tanto como su propio patrimonio cultural”.

Con este criterio, emprendieron varias actividades: festival con danzas folclóricas, muestra de comidas regionales y exposición de fotos. Impulsaron ecoclubes en escuelas y consiguieron que los intendentes declararan a los loros como especies protegidas . “El espíritu celebratorio de la campaña de Luis –sostuvo Domberger, directora del Fondo Whitley ayer– impresionó al jurado”.

Por Valeria Román
12/05/11

imagenes relacionadas ver +

Premio Whitley - Fuente: Clarín

Premio Whitley - Fuente: Clarín