Fuente: Fundación Entorno | Septiembre 02, 2011 Recomendar esta nota Recomendar
China reconoce que padece una grave contaminación por metales pesados

Metales pesados en China

China reconoce que padece una grave contaminación por metales pesados

"Tratar estos residuos nocivos será la prioridad del trabajo de prevención de contaminación en los próximos cinco años", ha señalado el viceministro de Protección Ambiental, Zhang Lijun, en el rotativo China Daily.

Los residuos nocivos han aumentado en los últimos años en China poniendo gravemente en peligro la salud humana y la seguridad ambiental.

En los últimos meses y a medida que las autoridades sanitarias practican análisis a la población, se ha detectado un creciente número de contaminación por plomo en la sangre, en muchos casos en menores de edad, lo que puede dejar secuelas de por vida en la salud de estos niños.

Además, la contaminación por metales pesados, como el mercurio, el plomo o el cadmio, afecta a buena parte de la poca tierra arable de la que dispone China, algo más de un 10 por ciento de su territorio.

En este sentido, Zhang ha citado el reciente ejemplo del hallazgo de residuos ilegales de cromo en la provincia suroccidental de Yunnan, con "extremadamente graves consecuencias medioambientales".

Multas a las compañías contaminantes

Con el fin de limitar estos vertidos, el gobierno central aplicará una serie de medidas que incluyen el examen minucioso de nuevos proyectos industriales e inmobiliarios que supongan la descarga de deshechos contaminantes.

En caso de violaciones de estas normas, como el almacenamiento de residuos de forma irregular que puedan contaminar el suelo o el agua, se impondrán multas a las compañías contaminantes.

China es uno de los países más contaminados y contaminantes del mundo, debido a una rápida industrialización en la que la actual segunda potencia económica había ignorado hasta hace pocos años medidas de protección de la salud humana y el medio ambiente.

imagenes relacionadas ver +

Metales pesados en China

Metales pesados en China