¿Qué tiene que ver el reciclaje con el cambio climático?

Latas de aluminio

¿Qué tiene que ver el reciclaje con el cambio climático?

La capacidad potencial para crecer como ciudadanos, innovar y explorar oportunidades tanto productivas como ambientales está presente en el reciclaje.

Mucho se habla sobre la basura y todos los efectos indeseables asociados a ella pero poco se habla de los distintos mecanismos que existen y que se puedan innovar para disminuirla y obtener oportunidades de ella. El llamado reciclaje, una de las formas más accesible a toda la población para acometer tal objetivo, sigue estando rezagado en las políticas públicas locales y prácticamente excluido del comportamiento ciudadano en nuestro país (referido a Venezuela).

Más bien, se trata a quien recicla voluntariamente contra viento y marea como una suerte de soñador casi que rayando en tonto, no se ofrecen facilidades para potenciar sustentablemente tal tarea como herramienta social que nos conduciría hacia las mejoras ambientales y la optimización de prestación del servicio de recolección, y extrañamente se escucha a funcionarios y encargados de prestar el servicio de recolección de basura invertir tiempo y energía en esgrimir solamente toda clase de argumentos en contra del reciclaje.

Si creemos que la información y educación sobre la tarea práctica de segregar o separar los residuos que vamos generando en las cuatro categorías básicas de materiales como son el plástico, el vidrio, el papel y cartón no se promueve con voluntad y financiamiento, nos encontramos con una ausencia mayor cuando analizamos que no se conoce sobre la relación directa que existe entre la generación de basura, la producción de gases con efecto invernadero y los eventos climáticos drásticos que estamos padeciendo a lo largo y ancho del territorio.

¿Qué norma la Ley?

A pesar de que la nueva Ley de Gestión Integral de la Basura publicada en Gaceta Oficial Número 6.017 extraordinario el día 30 de diciembre de 2010 establece que deben existir programas de reciclaje, recuperación, reutilización y cualquier otro que se innove dentro de la política de aprovechamiento y tratamiento de residuos, aún no se ve acción planificada y comunicada en ese sentido.

Como resultado tenemos que en el país se posee poca data sobre la basura, toneladas de ella sin recoger en las calles, usuarios molestos por las incomodidades y problemas de salud provocados por la falta o deficiencia en la prestación del servicio, vertederos a cielo abierto y emisiones crecientes de gases con efecto invernadero, factores que al final se revierten a la sociedad en eventos climáticos cada vez más fuertes, frecuentes y masivos.

Aportes del reciclaje

Disminuir la cantidad de basura: segregando, reciclando, reusando, educar a productores y consumidores y contar con la voluntad política de decisores es clave para un mejor desempeño ambiental y una mejora en la prestación del servicio de recolección de basura. Todas estas acciones promueven paralelamente ahorros en el uso de recursos disponibles, ahorro en el uso de energía que tanta falta nos hace en estos días, capacitación a las comunidades y oportunidades de nuevos empleos productivos que bastante falta nos hacen también para alcanzar el progreso al cual todos aspiramos y tenemos derecho.

La capacidad potencial para crecer como ciudadanos, innovar y explorar oportunidades tanto productivas como ambientales está presente en el reciclaje. Toma fuerza esta premisa cuando sabemos que un 80% de la basura es potencialmente reciclable y que se reporta una generación de alrededor de 21 mil toneladas diarias de basura recolectada en nuestro país sin tomar en cuenta la que queda expuesta en nuestras calles.

Si volteamos la mirada hacia la relación existente entre la basura producida y los gases con efecto invernadero nos encontramos que cada tonelada de gas metano que se origina en nuestros vertederos por descomposición de la basura orgánica fermentada equivale a emitir 21 toneladas de dióxido de carbono. Cifras como esta deben llamar la atención hacia la necesidad de informarnos, educarnos e invertir en acciones preventivas que promuevan progresivamente la disminución de las causas de propician el cambio climático, la basura una de ellas.

Siendo la basura el primer problema ambiental del país luce como de antiojito que todos los niveles de gobierno deben abordar el problema y abordarlo de una forma distinta a la empleada hasta ahora, ya que la empleada hasta ahora ha demostrado ser ineficiente, improductiva y socialmente excluyente.

El reciclaje en el Estado Miranda

Como resultado de la necesidad de disminuir la generación de residuos sólidos, en el Estado Miranda se ha implantado a través del Plan Basura Cero y sus experiencias piloto la segregación y reciclaje de materiales, que de no haberse separado pudieron haberse convertido en basura y a su vez en gases con efecto invernadero. A través de este Plan se informa, capacita, dan facilidades y acompaña a grupos sociales clave que conforman nuestro tejido social en la gran tarea de cambiar nuestro paradigma y comportamiento ante el problema de la basura. Las Escuelas Estadales, los empleados de la Gobernación, las empresas e industrias instaladas en nuestro estado y nuestras comunidades organizadas son los elementos de cambio y hacia ellos se ha dirigido el esfuerzo implantando el reciclaje hasta ahora en cinco escuelas piloto, una en cada subregión del estado, trece escuelas estadales adicionales incorporadas al plan, las instalaciones administrativas de la Gobernación, y en distintas comunidades piloto en cada una de nuestras subregiones.

En el primer trimestre del año 2011 se ha separado y recogido ya el 78% del material total separado durante todo el año 2010, primer año en que se comenzó a reciclar ya que previamente durante el año 2009 se realizó una sensibilización, información, capacitación y dotación a cada grupo de cambio. Este año los mirandinos contamos también con dos rutas de recolección selectiva importante palanca en la activación y conclusión exitosa de los procesos de reciclaje. Los camiones que cumplen esa recolección selectiva cubren todas las regiones del estado recogiendo plástico, papel, cartón y vidrio separadamente, llevan el material a los sitios de venta y atiende a los grupos ya organizados. Cualquier otro grupo que se quiera incorporar al Plan puede solicitar bien el entrenamiento o el servicio a través de Ambiente Miranda al teléfono 0212-3281530 y los correos electrónicos evelyn.pallotta@miranda.gov.ve o eapallotta@gmail.com.

La realidad apunta a que cambiar de estrategia para resolver el problema de la basura es impostergable y que desaprender para incorporar nuevos conocimientos acompañados de nuevos comportamientos individuales y colectivos son la vía sustentable para aprender y progresar como sociedad y país.

Evelyn Pallotta. Bióloga. Ecóloga. Analista Ambiental. Actualmente Directora de Ecología y Ambiente del Estado Miranda (Venezuela).

Fuente: portaldelmedioambiente.com

-En analitica.com

imagenes relacionadas ver +

Latas de aluminio

Latas de aluminio