El cambio climático se siente y vive de distintas maneras en el planeta

"Á frica desde el espacio es una gran superficie, más verde por el centro y el sur, y completamente amarilla en su parte norte".

Así describió esta mañana el astronauta de la NASA, Miguel López Alegría la vista del continente africano desde una nave espacial. El astronauta, que llegó hace pocos meses de una estancia de siete meses en la estación espacial, destacó que más allá del plano orbital, la Tierra lanza sus llamadas de atención: lagos cada vez más menguados, zonas verdes con menor densidad y un alarmante crecimiento del color amarillo, sobre todo en África y el sur de Europa. López Alegría al igual que otros nombres importantes, participa en el Campus de Excelencia que se celebra en Fuerteventura

El astronauta señaló como puntos calientes especialmente visibles desde el cielo, la capa de hielo sobre el Kilimanjaro, que dijo es casi ya inexistente, y los límites del lago Chad, que ya es solo una pequeña mancha azul.

En relación a la política medioambiental en Estados Unidos, López Alegría aseguró que "en la sociedad estadounidense comienza a verse un pequeño cambio en política medioambiental, especialmente en relación con el cambio climático, pero aún estamos muy retrasados en eso".

Hoy es visible y alarmante la degradación medioambiental, agravada por el cambio climático y los efectos del urbanismo descontrolado en distintas partes del mundo.
Es imprescindible imponer nuevos modelos y conceptos de sociedad, más respetuosos con el medio ambiente y más solidario en la administración de los recursos.

Producto del incremento de gases de efecto de invernadero que retienen calor en la atmósfera, el calentamiento global representa una amenaza cada vez más latente.

Los científicos explican que el cambio climático o el calentamiento global significa un aumenta en la temperatura del planeta en medio grado o un grado, y debido a ello la tierra y los mares se calientan dando como resultado los climas extremosos.

Aquí una lista de ejemplos en donde se perciben claramente los efectos de este fenómeno.

México:

En esta temporada de calor, los estados de Baja California, Chihuahua, Nayarit, Sinaloa y Sonora mantienen las temperaturas más altas en el país, mayores a 40 grados centígrados.

La temporada de huracanes de los últimos años en la República Mexicana ha sido más intensa que las anteriores.

La sequía en el norte de México se hace más patente.

Churchill, Canadá

En esta zona, el mar se congela de manera más tardía y los osos polares que necesitan cruzar el hielo para alimentarse tienen que esperar hasta dos semanas para realizarlo.

Groenlandia:

Esta región constituye la segunda masa de hielo más grande del mundo. Al fundirse sus bordes, hasta 50 kilómetros cúbicos de agua dulce se incorporan al Atlántico cada año, lo que está ocasionando una subida del nivel del mar. Los 4 mil 600 habitantes de Ilulissat, la tercera ciudad más grande de Groenlandia, en la costa oeste, están acostumbrados a que las aguas de la bahía se hielen en el invierno. Los dos últimos años, sólo han visto hielo marino similar al que se produce en verano.

La Patagonia

En esta región de la parte sur del Continente Americano se han perdido grandes masas heladas en medio siglo, de entre tres y cuatro por ciento, contribuyendo al aumento del nivel del mar. Apenas la semana pasada se dio a conocer la noticia de un lago que desapareció en la patagonia chilena y gente de la región, ante la falta de una explicación científica, especula con la posibilidad de que sea el deshielo la causa de este singular fenómeno

Pakistán:

Unas 230 personas han perdido la vida en Karachi a causa de las lluvias torrenciales y los fuertes vientos que han azotado este fin de semana la ciudad, la más grande de Pakistán y considerada su capital comercial. El temporal de viento y lluvia asoló el sábado la metrópolis, de unos once millones de habitantes, y en pocas horas dejó sus principales calles inundadas y provocó importantes daños en las infraestructuras.

Islas Marshall:

Estos territorios ubicados al noreste de Australia y poblados por más de 50 mil personas se encuentran amenazados por la subida del nivel del mar que se está registrando en sus playas. Ninguna de estas mil 225 pequeñas islas, cubiertas por palmeras, tiene una elevación superior a dos metros por encima del nivel del mar, y el gobierno ve como inevitable su evacuación para evitar que la población perezca bajo las aguas.

El monte Kilimanjaro:

En Tanzania, el monte Kilimanjaro también se ve amenazado por el calentamiento global, que podría acabar con la capa de nieve que aún queda en este monte. Aunque más preocupante todavía es la pérdida de masa forestal de las laderas del Kilimanjaro, y de unas aguas que aseguran la vida a la diversa fauna en los parques y reservas naturales.

Parque Amboseli:

En los últimos años, las temperaturas del Parque Amboseli, en Kenia, han aumentado 4ºC en los meses de febrero y marzo. Los elefantes se desplazan continuamente en busca de lugares donde alimentarse y bañarse. En Tanzania, estos animales causan graves daños a la selva, un ecosistema muy frágil ya de por sí amenazado por el cambio climático.

China:

El cambio climático amenaza con dañar la producción de las cosechas principales asiáticas, especialmente el trigo, el arroz y el maíz, reduciéndolas hasta en 37% para el año 2080.

La India:

Inundaciones, sequía, enfermedades y desastres -naturales o causados por el hombre- azotan alguna región de la India casi a diario. No obstante, esta nación será en el año 2010 la cuarta en el listado de las que más dióxido de carbono emiten a la atmósfera.

La población, que ya padece los efectos de las olas de calor y la subida del nivel del mar, sufre ahora también las consecuencias de la proliferación del mosquito de la malaria, el 'enemigo público número uno' en las calles de Calcuta.

Glaciares tropicales con días contados

Un estudio científico advierte que la masa de un glaciar en los Andes peruanos se reducirá a la mitad en los siguientes doce meses y que desaparecerá totalmente en los próximos cinco años por efectos del calentamiento global.

Los científicos hicieron el anuncio en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, y agregaron que el calentamiento del planeta está produciendo un rápido retroceso de los glaciares en las regiones tropicales, informó desde San Francisco Matt McGrath, uno de los periodistas de la BBC especializados en medio ambiente.

El glaciar Qorikalis, en Perú, forma parte del cuerpo de hielo más grande de los trópicos, y ha sido objeto de estudio por parte de los expertos en los últimos 30 años.
La primera década el nivel de retroceso era de seis metros anuales, pero en los últimos años el deshielo aumentó a 60 metros por año.

"Los glaciares son indicadores muy sensibles del cambio climático. Los que tenemos en Perú están experimentando un proceso de deglaciación o retroceso muy acelerado".

Según McGrath, los investigadores dijeron que es la evidencia más clara del cambio climático y que la pérdida de los glaciares en el trópico tendrá un gran impacto en la vida de millones de personas que dependen de ellos por el suministro de agua.

Marco Zapata, ingeniero geólogo y coordinador de la Unidad de Glaciología y Recursos Hídricos del Instituto Nacional de Recursos Naturales del Perú, señaló:

"Un inventario realizado en 1989 con fotos aéreas determinó que nuestro país poseía 18 cordilleras nevadas y teníamos 3.044 glaciares con una superficie de 2.042 kilómetros cuadrados".

"En 1997 un nuevo inventario estableció que el área glaciar se redujo a 1.595 kilómetros cuadrados, por lo que perdimos 21,85% de la superficie".

"Cuando llegué a Huaraz en 1970 y observaba la Cordillera Blanca, podía ver las faldas de los cerros aún cubiertas de nieve y de hielo".

"Ahora, 37 años más tarde, lo que se puede apreciar lo largo de los 870 kilómetros es una franja muy clara donde ya no hay glaciares".

"En algunas zonas han desaparecido y en otras están muy en la cumbre de los cerros".

"Quizá esta generación no lo alcance a ver, pero si nos proyectamos a 50 ó 100 años habrán grandes problemas y el paisaje cambiará tremendamente".


Fuente: Eco2site - Total News - CH 24 - EL UNIVERSAL - El Mundo
Julio 2007