Fuente: ADN.es | Septiembre 16, 2010 Recomendar esta nota Recomendar

El debate nuclear: a favor

Los nuevos pro nucleares, conversos incluidos, la ven como una energía barata, limpia y que no depende de países inestables.

Para Antonio Lozano Leyva, autor de Nucleares ¿por qué no?, el renacimiento nuclear ya está aquí. Basta con mirar a China, EE UU, Brasil, Rusia, Finlandia, Suecia o Alemania. Él lo ve con buenos ojos, pues la considera una energía "limpia, barata y estable", que no necesita de las "subvenciones descomunales de las renovables". Claro que éstas se deben desarrollar, "pero de un modo razonable, no histérico", matiza. Para él la energía nuclear se puede gravar, "pero para construir escuelas, carreteras o institutos de investigación, no para beneficiar a unos pocos". No ve bien, pues, el impuesto alemán para favorecer las renovables, que hoy, en España proveen el 26% de la electricidad frente al 18,4% de la nuclear. Tampoco lo ve "justo" Alberto Álvarez, presidente de Jóvenes Nucleares, "porque son energías que producen un porcentaje muy pequeño de electricidad a un precio muy alto, hasta 40 veces el de la nuclear".

Si es barata es, para Álvarez, "porque sólo un 10% del precio depende del coste del combustible". Además, prosigue, la producción de los ocho reactores en España "es constante, no fluctúa". Y, sin embargo, responde a quienes la ven rígida que "técnicamente es viable regular la cantidad de energía que produce una central, aunque puede que en la práctica no sea necesario". Imprescindibles en el ‘mix’Para Álvarez, el escenario propuesto por los ecologistas, de un país movido por las renovables en 2050, es utópico: "La nuclear no puede ser sustituida por la eólica o la fotovoltaica; éstas tienen unas limitaciones que técnicamente están lejos de ser resueltas". De la misma idea es María Teresa Domínguez, presidenta del Foro Nuclear:"Estamos ante una fuente esencial en el mix eléctrico presente y futuro de nuestro país". Domínguez la ve hermanada con las renovables, pues "son las únicas disponibles hoy que no emiten CO2".

La presidenta del Foro Nuclear señala que en todo el mundo hay 60 reactores en construcción y que "las políticas energéticas no pueden estar basadas en prejuicios ni en ideologías, sino en estrategias asentadas en la realidad". Como Lozano Leyva, sostiene que "ver ecologista como sinónimo de antinuclear es cosa del pasado". Y le gusta poner como ejemplo a Patrick Moore, antaño fundador de Greenpeace y hoy, expulsado de la organización, defensor del uranio como base de nuestra energía "por cientos de años".

A los pronucleares les gustan los países que apuestan por centrales de última generación, como Finlandia con su Olkiluoto-3, pero aún más los que han dado virajes en su política energética. Así, su discurso suele centrarse en Suecia, que preveía cerrar todas sus centrales en 2012y ahora ha proyectado otras nuevas; EE UU, con dos reactores en ciernes aprobados en la era Obama o Italia, donde Berlusconi apuesta por crear nucleares "para no depender de Francia, nuclear en un 80%".

Fuente: ADN.es
Septiembre 16, 2010