Fuente: ADN.es | Septiembre 16, 2010 Recomendar esta nota Recomendar

El debate nuclear: en contra

¿Renacimiento nuclear? Carlos Bravo, de la campaña de energía de Greenpeace, no lo ve: "Es una campaña de marketing del lobby nuclear. Se inventaron el término en 2001, cuando Finlandia inició la construcción de un quinto reactor, y lo rescatan ahora, con la decisión de Angela Merkel de prolongar la vida de las centrales".

El reactor finlandés, que tenía que estar acabado en 2009, sigue en construcción y los 2.500 millones de euros que iba a costar son hoy 5.000. “El buque insignia del renacimiento nuclear ha naufragado”, sentencia Bravo. En el mundo son 441 las centrales nucleares funcionando, pero cada vez hay menos nuevas. “Los tiempos y costes de construcción son altos”, explica Bravo. Resultado:“Las centrales son cada vez más viejas y, por tanto, más peligrosas”.

Prórrogas arriesgadas

Con centrales envejecidas se cae el mito de la autonomía del suministro. Éste es usado por los pro nucleares, que sostienen que esta energía no depende de la disponibilidad y precio del combustible. Según Paco Castejón, responsable de energía nuclear de Ecologistas en Acción, “una central de más de 30 años de vida sufre frecuentes incidentes que obligan a paralizar la planta, además del aumento de la probabilidad del riesgo de accidente”.

Los accidentes nucleares no son comunes, pero Carlos Bravo recela de “una energía que no ha sido capaz de solucionar con su tecnología ni su seguridad ni sus residuos”. Para él, la magnitud de éstos no se mide en toneladas, sino en vida radiactiva, de cientos de miles de años: “de momento toda solución ha sido temporal”.

...Otra sombra en la energía nuclear es su rigidez. Para Sara Pizzicato, de Greenpeace: “No es compatible con las renovables; si hay un pico de producción de eólica se pueden regular las centrales de carbón o gas, pero no las nucleares”. Por ello, Carlos Bravo cree que el impuesto de Merkel a las nucleares para destinar a las renovables “es un gran favor: Obtendrán un beneficio de 127.000 millones de euros en 12 años y pagarán a cambio 33.000”. En vez de una transición nuclear a las renovables, los ecologistas esperan que en 2025 se apagauen todas las centrales españolas y en 2050 el 100% de la energía sea renovable. Dinamarca “capaz de separar crecimiento económico y consumo energético” es su espejo.

Mucho más que un movimiento histórico

El verdadero renacimiento para Paco Castejón es “el del movimiento antinuclear contra el ATC”. El almacén temporal de residuos radiactivos, cuya ubicación es todavía una incógnita, ha revitalizado un movimiento que se hizo fuerte en los ochenta y ha resucitado las manifestaciones multitudinarias. Además, Carlos Bravo señala que cada vez más personalidades dan la cara por el movimiento, incluso algunas antes pronucleares, como Vandana Shiva, entre otras cosas, física nuclear.

Fuente: ADN.es
Septiembre 16, 2010