Cambio climático: Como jugar a la ruleta rusa

América Latina carece de un sistema serio de observaciones (...) Hay un nuevo clima al cual hay que adaptarse. Pero si no existe información básica esa adaptación va a ser falsa (...) Sin datos no hay solución.

Dr. Osvaldo Canziani
 
Con 85 años, el científico argentino Osvaldo Canziani viajó a Oslo para recibir el 10 de diciembre el Premio Nobel de la Paz. Canziani copreside uno de los grupos de trabajo del Panel de Expertos sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC por sus siglas en inglés) que fue galardonado en 2007 junto al ex vicepresidente de EE.UU., Al Gore. 

El gran problema en América Latina, según el Dr. Canziani, es la falta de datos sobre la región: "América Latina carece de un sistema serio de observaciones (...) Hay un nuevo clima al cual hay que adaptarse. Pero si no existe información básica esa adaptación va a ser falsa (..) Sin datos no hay solución".

El científico argentino asegura que no podemos perder tiempo. Es hora de tratar temas como la cosecha de agua en los Andes, las enfermedades emergentes en los niños, el impacto del calor en el ganado, la reubicación de cultivos.

El cambio climático es tan grave y urgente que no actuar es, según el experto, "como jugar a la ruleta rusa".

Osvaldo Canziani respondió a las preguntas de los lectores en BBC Estudio Abierto. Escuche el programa

TEMAS:

Glaciares
A.Latina: faltan mediciones
Amazonas
Ciudades y el nivel del agua
Erosión en el estuario del Plata
Tormentas de granizo
Ganadería
Aguas subterráneas, Acuífero Guaraní
Grupos Crea: "ejemplo para América Latina"
Evitar la desforestación
Salud humana

GLACIARES

Hace 66 años que no nevaba en mi ciudad, sucedió este invierno 2007. Ahora es el calor en el día, muy intenso, no era igual hace 30 años. Con los viajes que hago a la cordillera, veo como los hielos que tenían más de 100 años, se están derritiendo. Tengo 3 hijas pequeñas, les enseño a cuidar nuestro planeta, me preocupa su futuro. ¿Cómo nos puede ayudar?
Juan Manuel Leyton Garrido, Curicó, Chile

Hay dos elementos que tener en cuenta, uno es la temperie o el tiempo meteorológico, porque hacía como 90 años que no nevaba en Buenos Aires y este año nevó, lo que está indicando que el sistema climático está en situación de cambio.

El cambio climático existe, el calentamiento es una realidad, y por ejemplo, el glaciar Chacaltaya en Bolivia se ha reducido de una enorme pista de esquí del año 1930 a un grupo de hielo de dos o tres manzanas.

En su informe sobre Desarrollo Humano 2007, la ONU advierte sobre las "profundas implicaciones" en países como Perú, donde se estan derritiendo a gran velocidad los glaciares, que suministran un 80% del agua que se consume en las ciudades. ¿Qué podemos hacer?

El IPCC hizo un análisis en el contexto de América Latina recomendando que se vuelva a prácticas antiguas como la cosecha de agua

El IPCC hizo un análisis en el contexto de América Latina recomendando que se vuelva a prácticas antiguas como la cosecha de agua que fue un elemento importante con las culturas chavín y mochica y en Machu Pichu está claro que la gente recogía el agua, porque las estaciones de lluvia no coincidían con los cultivos. La gente guardaba el agua y ésa es la solución posible dentro de lo que se presenta en los Andes intertropicales.

En el sur, al sur de Chile, los hielos continentales van a durar unos años más, y en la Antártica no es seguro si se va a fusionar, a fundir el hielo o se va a mantener. Hay zonas de la Antártida que no se alientan. Sin embargo, la península de Wedell puede tener problemas más críticos y generar, si se rompieran los soportes de las masas de hielo que están adheridas al suelo un levantamiento del nivel del agua bastante considerable.

La preocupación de nuestro amigo chileno es válida, y lo que hay que hacer es comenzar a buscar estrategias de adaptación ante este problema, y lo discutíamos en Lima, en Quito y en Guayaquil en estos días para que ellos empiecen a hacer estrategias de adaptación.


A. LATINA: FALTAN MEDICIONES

En la población de los países que usted ha visitado, ¿vio usted conciencia sobre la urgencia de buscar estrategias?

América Latina carece de un sistema serio de observaciones y lo que está pasando es que en este momento de apuro quizá la única estrategia posible es iniciar un sistema de vigilancia y alerta temprana.

Yo diría que esto empieza a tomar calor, porque sucede, y yo he trabajado en América Latina muchos años en la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que poca gente le dio importancia.

El Instituto Geofísico de Huancayo, donde yo trabajé algunos años cuando trabajaba en Lima, se ocupa de estos temas pero todavía falta y ésta es una recomendación a los gobiernos, las ONG (organizaciones no gubernamentales) y la gente individualmente como grupo humano, debieran plantear que se mejoren las observaciones.

América Latina carece de un sistema serio de observaciones y lo que está pasando es que en este momento de apuro quizá la única estrategia posible es iniciar un sistema de vigilancia y alerta temprana para hacer que la gente tenga cierta seguridad en estos procesos de destrucción.

Usted ha mencionado que el IPCC no cuenta con muchos expertos latinoamericanos, muchas de las predicciones se basan en modelos generales, pero hay poca información sobre América Latina

Lo grave es que la gente transporta las experiencias del hemisferio norte al hemisferio sur y no es aplicable

Lamentablemente. Durante 13 años como director de la OMM para América Latina he bregado por que esto se active porque ya hoy está muy claro que los eventos extremos como las granizadas que hubo violentamente en Rosario y en Bs. As, la inundación de Caracas en el 99, el huracán Catarina en las costas de Brasil están mostrando que el sistema climático es absolutamente distinto, hay un nuevo clima al cual hay que adaptarse. Pero si no existe información básica esa adaptación va a ser falsa.

Y lo grave es que la gente transporta las experiencias del hemisferio norte al hemisferio sur y no es aplicable, habida cuenta que si el cambio climático es global las implicaciones regionales son particularmente locales y hay que analizarlas en su punto.


AMAZONAS

Muchos se preguntan qué conexión tiene el derretimiento de los glaciares con la región amazónica, ya que el Amazonas nace en los nevados del Perú

Casualmente hace muchos años, Roberto Molión, un becario que estuvo en la Universidad de California inició un estudio interesante, porque la selva pluviosa del Amazonas es muy particular. Los alisios del noreste que invaden el continente se reciclan por evapotranspiración.

El trabajo de Molión, que ha sido revalidado por así decirlo por Magalhaes, muestra que si se llegara a deforestar el Amazonas en forma crítica, la evapotranspiración disminuiría marcadamente y consecuentemente las lluvias no llegarían a las pendientes orientales de los Andes y consecuentemente los caudales de los ríos, incluido el río Paraná, que nace cerca del río San Francisco cerca de Brasil, en Goiania, perderían grandes masas de agua.

Evidentemente la fusión de los glaciares disminuiría eso, pero el conjunto de los dos factores -la deforestación amazónica, y la pérdida de evapotranspiración, que recicla las lluvias de los alisios del noreste dos veces o tres- haría que toda la cuenca se secara.


LAS CIUDADES Y EL NIVEL DEL AGUA

Es cierto que las partes habitadas más cercanas al mar, como Cartagena de Indias en Colombia, pueden quedar sumergidas muy pronto? ¿Qué posibles soluciones existen?
Jorge Agresott, Cartagena, Colombia

En un estado en que se fusionen rápidamente el Ártico y el Antártico el nivel del mar podría subir hasta 16 metros, eso involucra evidentemente que aún las costas del Pacífico y del Caribe serían inundables, cosa que se repite en las cuencas del Orinoco, del Amazonas de cierta forma y del Río de la Plata

Está claro que el aumento del nivel del mar, por expansión térmica, o sea, dilatación del agua, podría alcanzar a fin de siglo, según el grupo I del IPCC, hasta 80 cms. Se transformaría en algo bastante más crítico si se fusionaran rápidamente los casquetes polares.

En un estado en que se fusionen rápidamente el Ártico y el Antártico el nivel del mar podría subir hasta 16 metros, eso involucra evidentemente que aún las costas del Pacífico y del Caribe serían inundables, cosa que se repite en las cuencas del Orinoco, del Amazonas de cierta forma y del Río de la Plata, donde los efectos ya evidentes de los cambios de circulación atmosférica y oceánica están erosionando seriamente las costas.


EROSIÓN EN EL ESTUARIO DEL PLATA

Usted hablaba de un proceso de erosión en las costas. Mencionaba por ejemplo el estuario del Plata. ¿Podría explicarnos en qué consiste?

Si bien entre el período de 1910-1970 no se registraban tormentas de 100 milímetros en algunos lugares de Argentina y Uruguay, hoy las hay hasta tres por año por este proceso de calentamiento y cambio de la circulación atmosférica marina

El calentamiento terrestre ha modificado la circulación atmosférica en el extremo sur de América del Sur. Los vientos fuertes del oeste -que los describía Harbis en su libro de 1940 que movían hasta adoquines, en Valparaíso era típico observar eso en la Patagonia con vientos de 120 kms por hora en el suelo, era difícil mantenerse en pie- han disminuido marcadamente.

Las variaciones de presión por calentamiento de la península que se extiende desde Bs. As. hacia casi el círculo polar ártico en la Tierra del Fuego han disminuido y se ha producido un hecho bastante interesante. Lo hemos estudiado porque eso afecta notablemente la calidad de las lluvias y sus intensidades en toda la pampa húmeda, el litoral de Uruguay, sur de Brasil y Argentina.

El hecho de que el anticiclón del Pacífico Sur entre más al sur, hace que cuando se inserte en el Atlántico sur la circulación atmosférica sobre toda la parte bonaerense, Uruguay y costa sur de Brasil sea del este sudeste, eso involucra con el calentamiento de los océanos un gran aporte de humedad. Ello hace que 100 años de lluvias analizados en esa zona estén demostrando que si bien entre el período de 1910-1970 no se registraban tormentas de 100 milímetros en algunos lugares de Argentina y Uruguay, hoy las hay hasta tres por año por este proceso de calentamiento y cambio de la circulación atmosférica marina.

¿Podría explicarnos ese "anticiclón"?

El ciclón es una zona de alta presión. El sistema de las masas de aire en el hemisferio sur y particularmente en esta península que se extiende desde norte de Chile hacia el sur, se mueve de manera tal que hay un juego. Cuando el aire frío del sudoeste del Pacífico invade la parte sur de Argentina, el anticiclón es el elemento dinámico que empuja las masas de aire y luego se corta la celda de alta presión del Pacífico y se adhiere a la alta presión del Atlántico.

Antes esas celdas de alta presión se registraban hasta la latitud más o menos del Río Colorado, Río Negro, cerca de 38, 40 grados, hoy lo hace más al sur y consecuentemente como en el sistema de presión el anticiclón o la alta presión, el aire circula en el sentido contrario a las agujas del reloj, cuando el sistema avanza en advección o transporte de masas húmedas del Atlántico hacia el territorio en toda la parte bonaerense, estuario del Río de la Plata, Uruguay y de alguna manera en el sur de Brasil.

TORMENTAS DE GRANIZO

Dependemos en Mendoza de las aguas del deshielo. Hemos tenido inconvenientes con el cambio climático porque están incrementándose las lluvias en forma de granizo, con granizos cada vez de mayor tamaño que destruyen los cultivos. Lamentablmente no hay muchas cosas que se puedan hacer, solamente usar telas antigranizo y aviones para sembrar las nubes con yoduro de plata. ¿Qué acciones concretas podemos realizar para mantener nuestra principal actividad que es la vitivinicultura?
David Benites Nasif, Mendoza, Argentina

Los procesos que menciona el lector, de granizo, fueron ya estudiados en la década del 50 por un conjunto de científicos, y la OMM generó un estudio sobre modificación de la temperie, no del clima, del tiempo meteorológico, y quedó muy en claro que las siembras con yoduro de plata u otro elemento que coagule las gotitas antes de que se transformen en piedra, en granizo, por la coalescencia entre cristal de hielo y gota de agua sobreenfriada, no da resultados positivos.

Hay que hacer estudios para la reubicación de cultivos (...) La combinación de factores hará que sea necesario hacer como hizo Brasil cuando dislocó la producción de café de Santos a Belo Horizonte y como lo hace la situación creada en Europa donde hoy hay viñedos en el sur de Inglaterra

Se gastaron millones de dólares en investigaciones, se hicieron experiencias en Europa y en Argentina la Fuera Aérea tenía radares móviles y se hacía la siembra con elementos coagulantes para evitar que los granizos adquierieran tamaños peligrosos en su caída.

Hoy el sistema es tal que esos procesos se van a exacerbar, ya hay granizadas en Misiones que antes no las había y hay tornados en la Pampa. Consecuentemente, y en esto está en claro la Universidad Católica y la Universidad de Bs. As, hay que hacer estudios para el disloque, la reubicación de cultivos.

Hay zonas que en la combinación de factores como sequías marcadas, falta de agua por fusión, desaparición de los glaciares de aquí a 50, 60, 70 años en la zona de Cuyo -en el sur va a ser más tarde- hará que sea necesario hacer como hizo Brasil cuando dislocó la producción de café de Santos a Belo Horizonte y como lo hace la situación creada en Europa donde hoy hay viñedos en el sur de Inglaterra. Cuando yo era estudiante en Iglaterra no había uvas en el sur de Inglaterra.

Reitero esto porque lo hemos discutido y el informe de síntesis del IPCC ha sido claro. Hay países, hay áreas del mundo donde no hay información, razón por la cual ir a soluciones coyunturales como pretender reducir el tamaño de granizo sin tener relaciones claras de donde están los elementos climáticos necesarios lleva simplemente a pérdida de dinero y pérdida de tiempo.


GANADERÍA

Dislocar cultivos tendrá un enorme impacto humano. Y en el caso de la ganadería, de la que dependen Uruguay y Argentina, por ejemplo, ¿qué se espera?

Este es un tema muy importante y yo insisto en esta cuestión porque, por ejemplo, si uno se apoya en la pérdida de la tilapia del lago Victoria en África donde ya las temperaturas son tales que los alevinos mueren lo que hay que hacer es mover esos cultivos y hoy hay granjas de peces y va a ocurrir lo mismo con el ganado.

El énfasis que debe ponerse en la producción agrícola, ganadera es elegir las mejores condiciones, en el caso de las zonas muy cálidas enfriar al ganado, protegerlos con abrigos especiales para que no se calienten demasiado (...) Hay que acondicionarlos, como nos acondicionamos nosotros los seres humanos.

Yo he trabajado en Paraguay durante ocho años y el ganado del Chaco paraguayo magro, muy escaso en producción láctea, debía protegerse en sombra, debían buscarse soluciones para hacer que una vaca produjera más de los normal en leche manteniéndola como ocurre en Europa donde el frío obliga a la gente a tener ganado encerrrado en galpones.

O sea, problablemente lo que está pasando es una combinación de un factor social, económico, y el hecho ecológico. Hoy el clima cambia, la población aumenta, los requerimientos son mayores, consecuentemente el énfasis que debe ponerse en la producción agrícola ganadera es elegir las mejores condiciones, en el caso de las zonas muy cálidas enfriar al ganado, protegerlos con abrigos especiales para que no se calienten demasiado.

Aquí hay trabajos de la Universidad del Litoral de Argentina y del INTA del Litoral donde queda muy claro que disminuye la producción cárnica y láctea del ganado sometido a grandes temperaturas. Consecuentemente hay que acondicionarlos, como nos acondicionamos nosotros los seres humanos.

O si no, como se hace hoy con el cultivo del pejerrey y otros peces, llevarlo a áreas donde los alevinos sobrevivan y lo que se hace inclusive en la costa brasilera, donde hace más de 50 años Brasil tiene en la Marina un experimento que hace que se levante el agua más fría del fondo del océano para mantener temperaturas apropiadas para el desarrollo de piscicultura en la zona aledaña a Rio de Janeiro.

Todo esto es lo que pasó en Singapur hace más o menos seis meses, no había agua potable, ¿que sucedió? La tecnología y el estudio de las condiciones aseguraron una solución a través de destilación de agua de mar. Es caro evidentemente, pero es seguro.

En el caso del ganado, ¿se habla de protegerlo tanto de los extremos de calor como de frío?

Aquí va a haber que encerrar al ganado para refrigerarlo porque cuando aumenta la humedad o la temperatura la producción cárnica y láctea disminuye marcadamente

Exactamente, así ocurre en Europa, yo he estado viviendo en Suiza varios años, he ido a los Alpes y vi que el ganado se mantenía en lugares cerrados. Aquí va a haber que encerrarlos para refrigerarlos porque cuando aumenta la humedad o la temperatura la producción cárnica y láctea disminuye marcadamente.

Es un hecho que se estudió en Chapingo, en México, en la escuela agroganadera, cerca de la ciudad de México donde era claro hace ya más de 30 años, que esto era un hecho sin lugar a dudas existente. Hoy con un hecho de calentamiento terrestre, de aumento de la humedad, habría que empezar a pensar ya primero por -aunque parezca repetitivo- medir.

Decía Max Bohr en el año 1930: lo que no se mide no se conoce

Decía Max Bohr en el año 1930: lo que no se mide no se conoce. Consecuentemente, si no conocemos el clima, no solamente va a haber problema con los cultivos y la ganadería, sino que los migrantes ambientales por inundación por ejemplo de la zona de Bangladesh, de la zona de Pakistán, de las islas del suroeste del Pacífico, que van a tener que moverse porque se van a quedar sin tierra, se van a encontrar con lugares vacíos como la Patagonia, por ejemplo, donde al no conocer cual es el clima no se puede saber cual es el recurso potencial que se puede obtener para mantener a millones de personas que de acuerdo con el IPCC quedarían sin suelo, de 10 a 30 millones más que los actuales cada año.

AGUAS SUBTERRÁNEAS, ACUÍFERO GUARANÍ

Aquí hay que empezar a reanalizar las zonas de producción y probablemente áreas como la Patagonia chileno argentina pueden ser solución en un futuro si se hacen las cosas a tiempo.

Y reitero, sin datos no hay solución. (...)

Existen acuíferos como el Guaraní, que es uno de los más grandes que ocupa Bolivia, Brasil, Argentina y Paraguay que van a tener que ser analizados con cautela, porque son fuentes de agua potable, agua dulce, que deben defenderse

Existen venas de agua. Hay un caso paradigmático. Yo viajaba por la Patagonia como director de Meteorología de la Fuerza Aérea en 1951 y Comodoro Rivadavia no tenía agua. Se descubre a posteriori un ontanar, una serie de fuentes de agua subterránea y hoy esa zona tiene gran cantidad de agua procedente de la fusión de los glaciares patagónicos.

No hay conocimiento exacto de las venas o ríos subterráneos. Existen acuíferos como el Puelche, o el Guaraní, que es uno de los más grandes que ocupa Bolivia, Brasil, Argentina y Paraguay que van a tener que ser analizados con cautela, porque son fuentes de agua potable, agua dulce, que deben defenderse.

Pero de todas maneras, el uso irracional de agua de fusión -y aquí va una crítica a quienes usan el agua más segura para sacar más petróleo de los pozos contaminándola brutalmente- está mostrando que no existen políticas ambientales serias en nuestros países que aseguren una coordinación apropiada entre el hecho hídrico, el hecho atmosférico, el hecho agrícola, el hecho de producción ganadera.


GRUPOS CREA: UN EJEMPLO PARA TODA AMÉRICA LATINA

¿ Hay algún ejemplo positivo?

Los grupos CREA decidieron que se hiciera un planteamiento y esto va como ejemplo para toda América Latina: cada estanciero, cada granjero, cada ganadero de alguna manera realiza observaciones. ¿Por qué no estandardizarlas, normalizarlas con los patrones de los servicios meteorológicos e integrar con esos datos las redes?

Tuvimos una reunión con gente del MERCOSUR para establecer un real grupo ambiental en la región, y esto corresponde no solo a los gobiernos sino a las organizaciones no gubernamentales, en un movimiento participativo.

Y un ejemplo al caso, que es importante diseminar: en el mes de julio los grupos CREA, que son los consorcios regionales de estudios agrícolas que ocupa varias provincias argentinas decidieron que con una especialista ecuatoriana que trabajó en Nueva York y conmigo se hiciera un planteamiento de cómo se puede mejorar -y esto va como ejemplo para toda América Latina: cada estanciero, cada granjero, cada ganadero de alguna manera realiza observaciones.

¿Por qué no estandardizarlas, normalizarlas con los patrones de los servicios meteorológicos e integrar con esos datos las redes de manera que la cantidad de datos que tienen quienes manejan sus propias producciones y cultivos la entreguen a la red para que los servicioes meteorológicos puedan hacer un analisis más completo de las precipitaciones, de las temperaturas, de las heladas y mejorar así el sistema meteorológico de la región?

EVITAR LA DESFORESTACIÓN

¿ Qué se puede hacer para frenar más el calentamiento global a sabiendas que aunque no esté en mi caso personal de acuerdo con eso, es una realidad, y es que el mundo industrializado y países en vias de desarrollo como China y la India demandan cada vez más de los recursos? Una golondrina no hace verano, pero, ¿qué podemos hacer nosotros?

Martha patricia, Bucaramanga, Colombia

Somos muchas golondrinas que podemos hacer muchas cosas, casualmente una editorial española sacó un libro que se llama El Planeta Frito, indicando que el planeta se está calentando, se está friendo.

Es necesario que la gente vuelva primero a reconocer que la Tierra no es nuestra, sino que nosotros somos parte de la Tierra.

Hay medidas que cada uno de nosotros puede tomar, pero en cuando se refiere a los problemas del Protocolo de Kyoto que es el que establece de alguna manera un procedimiento por el cual debiera haberse frenado la cantidad de emisiones que se hacen a la atmósfera de gases de efecto invernadero, este protocolo no ha funcionado.

Lamentablemente está ocurriendo todo al revés. Las emisiones están aumentando entre 1 y 1,5% por año.

Y nuestra oyente decía una cosa muy clara. Quizá haya que enfatizar que la Conferencia de 1990, la segunda conferencia mundial del clima en Ginebra, estableció una cuestión muy simple: la responsabilidad de calentamiento global es común pero diferenciada. Y los ministros presentes aceptaron que los países que se industrializaron primero -se formó una lista de 36 países- debían asumir una responsabilidad de morigerar las emisiones reduciéndolas del 2008 al 2012 a las emisiones de 1990 menos 5%. Lamentablemente está ocurriendo todo al revés. Las emisiones están aumentando entre 1 y 1,5% por año y los países que no están en el Protocolo de Kyoto, los países en vías de desarrollo, hoy economías emergentes como China, India, Brasil, Corea del Sur, México están emitiendo -en este caso China- más que Estados Unidos, que fue el único país junto con Australia que no firmó el Protocolo de Kyoto todavía .

Debemos buscar alternativas que aseguren que se disminuyan las emisiones de gases de invernadero. ¿Cuánto cuesta disminuirlas? El grupo de trabajo III del IPCC en el último informe dice claramente: si yo pretendo mantener las emisiones por debajo de 550 partes por millón, me va a costar 0,12% del Producto Bruto Interno reducirlo a ese nivel. Si llego a 650 partes por millón, me va a costar mucho más, 30 veces más y consecuentemente, a medida que sigamos emitiendo los costos de mitigación van a ser mayores y los costos de la adaptación -las acciones que ya debiéramos tomar cada uno de nosotros- van a ser cada vez más elevados.


Y surge aquí ese bendito paradigma de las energías renovables no contaminantes.

Es necesario que la gente vuelva primero a reconocer que la Tierra no es nuestra, sino que nosotros somos parte de la Tierra y consecuentemente debemos respetarla. En los grupos indígenas de los Andes se habla de la Pachamama y la Pachamama existe en tanto y cuanto es la que me provee a mí ese enlace sutil entre los ecosistemas y la vida misma.

Para terminar esta entrevista, ¿cuál sería su llamado?

Vale decir una cosa muy clara, América Latina participa en el calentamiento global con un orden del 5% del total mundial de los cuales más o menos la mitad se debe a desforestación

Vale decir una cosa muy clara, América Latina participa en el calentamiento global con un orden del 5% del total mundial de los cuales más o menos la mitad se debe a deforestación. Primera medida: evitar la desforestación.

El aumento de la frontera agrícola va a ser trágico porque a posteriori viene la erosión -y hay un trabajo de la UNESCO hecho ya en la década del 50- demostraba que abrir la selva húmeda hace que la radiación solar transforme los suelos que tienen una capa de humus muy reducida, en suelos ferrosos que no sirven para nada. Parar la desforestación en Argentina donde en estos últimos años ha excedido inclusive los límites de Brasil. Si saco los troncos de los árboles -y vaya aquí el ejemplo de la isla La Hispaniola que tiene dos países, Haití y República Dominicana- los desastres hidrológicos son más críticos en Haití porque al no haber árboles y al no haber raíces, el agua arrasa con todo. La selva paraguaya del oriente, la mata atlántica en Brasil han desaparecido por la siembra de soja.


SALUD HUMANA

Señores, vamos a hacer una cosa, evitemos la desforestación, existen tecnologías de agricultura bajo sombra, agricultura con bosque -ha sido un ejemplo notable la zona de la Guayana francesa- consigamos las tecnologías más modernas, usemos mejor el agua. Imaginen ustedes, el 70% del agua que se usa es para agricultura, el resto es para cuestiones de transporte, energía eléctrica y consumo humano.

¿Y si esto no se da en el tiempo en que debe darse?

Tengo datos, según los cuales hay malaria a 3.200 metros en El Alto, en Bolivia (...) Tuve una conferencia en el Instituto de Pediatría en Bs. As. porque los niños están empezando a sufrir los problemas.

Si esto no se da, es como jugar a la ruleta rusa. E inclusive nos reunimos con un panel de médicos para discutir que va a pasar con las enfermedades emergentes, y las clásicas, donde la leishmaniasis y la esquisostomiasis y la malaria se expanden terriblemente. Tengo datos, según los cuales hay malaria a 3.200 metros en El Alto, en Bolivia, como la hay en Siberia también. O sea, aquí hay que empezar a juntar la información, sin información es como navegar en la oscuridad en medio de una niebla.

Tuve una conferencia en el Instituto de Pediatría en Bs. As. porque los niños están empezando a sufrir los problemas. ¿Cuál es el sistema cardíaco en cada individuo que va a aguantar temperaturas nocturnas del orden de 25 grados sin un sistema de aire acondicionado?

Yo he vivido en Suiza y he observado, nosotros tenemos un tipo de alimentación y hábitos que nos permiten vivir en temperaturas hasta de 35 grados sin problemas. E incluso lo he medido en el laborotario. Yo sé cómo cuidarme pero en general el europeo no sabía, y la crisis de la ola de calor de junio de 2003 es un ejemplo trágico de lo que es un problema climático sin el estudio socioeconómico.

Hasta tanto no iniciemos seriamente este tema, el Premio Nobel de la Paz que nos dieron ahora se va a transformar en algo nulo

Siempre menciono que hay una película de Chabrol, el director de cine francés, que plantea la situación de los jubilados que viven hacinados en hospicios, y ahí es donde murieron 30.000 personas en París y zonas aledañas, siemplemente porque nadie ha tomado las medidas previas, no estamos preparados. Hay que enseñar a la gente.

Hasta tanto no iniciemos seriamente este tema, el Premio Nobel de la Paz que nos dieron ahora se va a transformar en algo nulo, porque casualmente el IPCC lo que pretende a través de sus informes es darle a los gobiernos las pautas para que modelen, estudien, y resuelvan sus problemas. Sin eso, simplemente es como darle a un niño un revólver y si se pega un tiro se lo pega y no hay otra alternativa.


Fuente: BBC
Diciembre 14 2007