Fuente: Eco2site | Febrero 08, 2013 Recomendar esta nota Recomendar
Terrazas verdes, una ayuda para las ciudades

En Argentina hay al menos 15 edificios con terrazas verdes.

Terrazas verdes, una ayuda para las ciudades

Todo comenzó en Babilonia, y fue por amor. Cuenta la leyenda, que el rey de esta antigua ciudad mesopotámica, Nabucodonosor II, quiso hacerle un regalo a su esposa. Ella creció entre montañas y no se adaptaba a la llanura babilónica. Para recordarle su tierra natal, el monarca construyó los Jardines colgantes de Babilonia,  una de las siete maravillas del mundo antiguo, que hoy son considerados precursores de las terrazas o techos verdes.

Los babilónicos no fueron los únicos propietarios de esta idea. Durante milenios, la arquitectura indígena en general utilizó elementos vegetales en la construcción de sus techos.

Ya situados en el siglo XX, el famoso arquitecto francés Le Corbusier imaginaba las nuevas ciudades con techos  ajardinados.

Pero el concepto que hoy tenemos de terraza verde, no surge hasta 1971, cuando los alemanes Gerda Gollwitzer y Werner Wirsing publicaron un libro titulado Áreas habitadas de los techos, transitables y cubiertas por vegetación.

Ahora bien, ¿Qué se entiende por terraza verde? Básicamente, una terraza verde es una superficie de cubierta que está preparada para acomodar vegetación para el uso humano, ya sea como patio, zona de recreo, zona de juegos infantiles, etc. Además de proporcionar un espacio vital adicional, tiene otras muchas ventajas ecológicas y económicas, como la reducción del ruido y la contaminación, la retención de agua, el ahorro energético o la mejora del clima y del paisaje urbano.

No es una novedad que cada vez hay menos espacios verdes en el mundo, especialmente en las grandes ciudades, donde a menudo son eliminados para construir edificios. Estas terrazas constituyen una posible respuesta a esta problemática, ya que aprovechan el espacio que de otro modo quedaría inutilizado.

Hay tres tipos de terrazas verdes, la extensiva, la intensiva y la semi-extensiva. La clasificación se basa en la profundidad del medio de cultivo y del grado de mantenimiento requerido.

Las terrazas extensivas son aquellas cuya vegetación está constituida por plantas tapizantes de muy bajo mantenimiento. Generalmente, se instalan como protección adicional de la cubierta y permite maximizar las ventajas ecológicas.

Las intensivas son las que utilizan plantas más altas, vivaces arbustivas o árboles, y puede usarse también para actividades humanas (zonas transitables de peatones o vehículos). Son, en realidad, verdaderos parques o jardines situados sobre una cubierta, en la que prácticamente todas las actividades son posibles.

En cambio, las semi-extensivas se componen de algunos suculentos de las familias del tipo extensivo, mezclado con arbustos pequeños y plantas aromáticas. Mientras que en la cubierta extensiva la composición de las plantas y su crecimiento sigue su propio proceso natural, la cubierta semi-extensiva permite formar la plantación a gusto del cliente.

No es de extrañar que estas terrazas sean consideradas como ecológicas, ya que ayudan a reducir el efecto isla de calor, que se presenta cuando los edificios absorben la radiación solar y después la emiten en forma de calor, haciendo que las ciudades tengan temperaturas por lo menos 4° C más altas que las zonas circundantes.

Además, las terrazas ayudan a equilibrar la naturaleza afectada por la expansión del cemento y a mejorar la calidad del aire; agregan valor económico a los bienes raíces, ya que incorporan técnicas constructivas que son ya usadas e incentivadas en países como Japón, Alemania (donde el 10% de los techos son verdes), Estados Unidos, Canadá, Suiza, Francia, México y otros.

También colaboran en el uso racional de la energía utilizada para refrigerar y/o calefaccionar los ambientes, y por su capacidad de absorción de agua retienen y lentifican el escurrimiento ante lluvias torrenciales, aliviando los desagües pluviales.

Por estos y muchos otros motivos, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, mediante una nueva ley, decidió disminuir el ABL a quienes construyan una de estas terrazas en sus edificios. Con esta iniciativa no sólo se ayuda a cuidar el medioambiente, sino que también se producirán mejoras estéticas en la ciudad.

 

Por María Sol Olivera

redaccion_sol@eco2site.com

imagenes relacionadas ver +

En Argentina hay al menos 15 edificios con terrazas verdes.

En Argentina hay al menos 15 edificios con terrazas verdes.