Fuente: Eco2site | Agosto 09, 2003 Recomendar esta nota Recomendar

Impacto Ambiental de las energías renovables: Capítulo 2

De todas las tecnologías de obtención de energía de fuentes renovables, la energía eólica es la que más atención ha recibido desde el punto de vista ambiental, por lo que es una de "las renovables" de las que más se conoce su impacto ambiental.

A pesar de que las turbinas de viento estén emplazadas cuidadosamente (alejadas de áreas turísticas, de zonas con alta densidad de población y de belleza escénica), las granjas eólicas tienden a ocasionar un impacto modesto y localizado sobre el ambiente.

Los principales impactos son: ruido (contaminación acústica), contaminación visual, uso del suelo, mortandad de aves e interferencia a los sistemas de comunicación electromagnética.

Ruido

Existen dos principales tipos de ruido emitidos por las turbinas de viento: el aerodinámico, (ocasionado por el pasaje del aire a través de las aspas), y el mecánico (proveniente de todas las otras partes que se mueven). La mayoría de las quejas sobre el ruido generado por las turbinas eólicas se deben al ruido mecánico, especialmente cuando este cuenta con una fuerte componente tonal. A pesar de esto, si la turbina es moderna y está bien emplazada no deberían registrarse quejas sobre el ruido generado.

Hasta ahora, muchos de los problemas ocurridos por el ruido generado por las turbinas se debieron a poco énfasis en la etapa de diseño de las turbinas a lograr turbinas con bajas emisiones de ruido. También existieron casos donde los problemas ocurrieron porque las granjas eólicas fueron construidas en poco tiempo, sin prestar la debida atención al ruido y porque no fueron sujetas a pruebas intensivas previas a su puesta en funcionamiento. En muchos casos, estos ruidos pueden ser minimizados mediante la puesta en práctica de medidas retroactivas. Las turbinas más modernas tienen criterios de construcción y diseño para evitar estos problemas.

El ruido, también varía según la topografía donde esté emplazada la granja eólica, por ejemplo, si los aerogeneradores o turbinas de aire estuvieran situados en las partes más elevadas de una montaña en la que existen asentamientos humanos en la dirección del viento.

Hay muchos países que ya desarrollaron legislación con límites al ruido generado por las turbinas eólicas, lo que asegura impactos mínimos en los pobladores de la zona. Existen software que permiten generar modelos de la dispersión del ruido, y son una muy buena herramienta para alcanzar los límites de ruido que impone la legislación, en los países desarrollados que ya la implementaron.

Resumiendo, las granjas eólicas pueden construirse con criterios para no generar un gran impacto ambiental ocasionado por el ruido, teniendo en cuenta algunos aspectos:

* Los aerogeneradores deben estar emplazados a suficiente distancia de los asentamientos humanos.
* Las turbinas deben ser diseñadas, manufacturadas y montadas, teniendo en cuenta criterios de minimización del ruido.
* Los niveles de ruido deben ser controlados por legislación estatal que controle y ponga límites alcanzables a estos niveles de ruido.
* El emplazamiento apropiado (alejado de zonas con alta densidad poblacional y con características topográficas particulares) debe ser considerado por las personas que promueven el proyecto pero debe ser controlado por las autoridades estatales que se dedican a la determinación de la zonificación y los diferentes usos del suelo.

Contaminación Visual

El impacto visual de las granjas eólicas, es el más controversial y el más difícilmente cuantificable problema ambiental generado por los emprendimientos dedicados a la generación de energía basado en el aprovechamiento de la energía del viento. El principal efecto visual es la presencia física de los aerogeneradores, esto depende de varios factores:

* El tamaño físico de la turbina (esto determina la zona de la influencia visual)
* La distancia entre la turbina y el observador, el impacto visual es mínimo a distancias mayores de 6km .
* El número, el diseño y la disposición espacial de las turbinas dentro de la granja eólica.
* Densidad de población nativa o indígena en la zona de influencia visual de la granja eólica. Esto se debe a que el estilo de vida de estas poblaciones en mayor armonía con el entorno hace que detecten más fácilmente cualquier modificación visual antropogénica.
* El tipo de paisaje y la posibilidad de elección de diferentes áreas, como aquellas que ya están degradadas visualmente y las que se mantienen prístinas.

Condiciones climáticas y topografía de la zona

Estos impactos pueden ser minimizados por un buen diseño y planificación, además existen algunas técnicas para minimizar el impacto visual, las que deben ser implementadas en la etapa de desarrollo del proyecto de granjas eólicas.

Pero también existen otros aspectos que por su subjetividad son más difíciles de cuantificar y minimizar, algunos de ellos son:

* Diferentes actitudes con respecto al paisaje y a la belleza de las zonas naturales
* Diferentes apreciaciones sobre la energía eólica en general
* Diferencias subjetivas entre personas que gustan de la fisonomía de los aerogeneradores y otras a las que les disgusta

Es claro que la opinión formada sobre la energía eólica en general, afectará la apreciación estética que tiene la población sobre los aerogeneradores. Algunos estudios indican que las actitudes de la comunidad sobre el impacto visual de las granjas eólicas es positiva, y existe evidencia de que solo una minoría de la población cree que los aerogeneradores arruinan el paisaje.

La experiencia obtenida de sociedades donde ya se han instalado granjas eólicas, demuestra que una vez que la población empieza a sentir los beneficios provocados por el emprendimiento, disminuye considerablemente la creencia de que el impacto visual del mismo es negativo. Por lo que si la población es informada sobre los beneficios que ocasiona esta fuente renovable de obtención de energía, disminuirá el impacto visual, se debe crear una fuerte relación ambiental, social y económica entre la granja eólica y la comunidad anfitriona del emprendimiento.

Uso del suelo y daños al hábitat

Las granjas eólicas usan el suelo no muy intensivamente (aproximadamente 6 hectáreas/ /gigawatt hora/ año).

Actualmente cada turbina ocupa 40m2, por lo que sumando el área utilizada por las turbinas, más los caminos de acceso, más algunos otros edificios solamente se ocupa el 1% de la superficie total de la granja. Esto hace que la superficie que resta entre las turbinas pueda ser utilizada para otros usos por ejemplo: agricultura o cría de animales.

Considerando estas alternativas de uso compartido del suelo, la energía eólica es la que más eficientemente usa el suelo, comparándola con otras energías renovables. Se estima que utilizan aproximadamente 0.06 hectáreas/ /gigawatt hora/ año.

Además, al final del tiempo operacional del emprendimiento, el terreno puede volver a las características pre - existentes invirtiendo muy poco dinero. Por lo tanto los emprendimientos de energía eólica no suelen producir impactos significativos sobre el uso del suelo y sobre los hábitats a menos que estén situados en áreas de importancia arqueológica, de alta importancia conservacionista o que sean ecosistemas muy sensibles.

Mortandad de Aves

Las turbinas pueden modificar el normal comportamiento de las aves, también pueden causar la mortalidad de las mismas por colisiones contra las aspas rotantes. La mayoría de los estudios demuestra que ocasionan un efecto despreciable sobre las colonias de aves no migratorias o "sedentarias". Pero sí ocasionan un impacto importante sobre las especies de aves que son migratorias, este impacto se puede solucionar con un buen emplaza miento de las granjas eólicas, si las mismas se encuentran en una ruta migratoria ocasionarán además de mortalidad, stress y desorientación en las aves. Un ejemplo claro de esta situación lo dan las granjas eólicas de Tarifa (en el sur de España), las que se encuentran en una ruta migratoria de aves proveniente del extremo oeste del Mar Mediterráneo.

Interferencias electromagnéticas

Las aspas rotantes de los aerogeneradores pueden crear oscilaciones en señales electromagnéticas utilizadas para comunicaciones, pero la mayoría de estos impactos pueden ser evitados o minimizados.

* Las interferencias ocasionadas a las señales televisivas pueden ser corregidas fácilmente mediante algunas medidas técnicas, entre ellas: los amplificadores de señal, los deflectores activos y mediante la televisión por cable.
* Los problemas con las comunicaciones por microondas deben ser evitados en la etapa de planificación del proyecto, mediante un buen emplazamiento. Es importante cerciorarse que no existan bases militares ni zonas portuarias cerca del lugar donde serán instalados los aerogeneradores. Estas actividades no pueden complementarse a menos que haya un cambio en las tecnologías de comunicación.
* La legislación suele establecer zonas de separación entre distintos usos no compatibles, en el caso de los aeropuertos con el simple hecho de cumplir la legislación y su zona de separación (en los países cuya legislación es apta), nos aseguramos de no interferir en las comunicaciones.

Otros impactos:

Cualquier actividad humana incrementa los accidentes públicos, los ocupacionales y los ambientales, las granjas eólicas no son una excepción a este postulado. Los accidentes ocupacionales suelen aumentar en número en la etapa de manufactura y construcción. Los accidentes sobre el público en general son extremadamente infrecuentes.

Existe la posibilidad de que un aspa de la turbina se desprenda, golpee a alguien y produzca un accidente. Hasta este momento no se reportó ningún accidente sobre la población durante la fase de operación de un sistema de aprovechamiento de energía eólica.

Los aerogeneradores generan un efecto conocido como "shadow flicker", cuya traducción literal es sombra titilante u oscilante. Este efecto se produce cuando la luz solar pasa a través de las aspas rotantes, lo que genera un impacto visual que potencialmente puede ocasionar ataques en personas epilépticas. Es muy poco probable que se de esta situación, pero se puede evitar manteniendo las tasas de rotación a un nivel menor a 50rpm (evoluciones por minuto) para aerogeneradores de tres aspas y a menos de 75rpm para los que tienen dos aspas.

Resumen

Los potenciales impactos ambientales relacionados con la energía eólica, son pequeños

Las excepciones son:

Ruido:

Los potenciales impactos del ruido, pueden ser minimizados por el uso de diseños modernos, tecnología de punta, buen emplazamiento (evitando la cercanía a las personas), desarrollo de modelos matemáticos de propagación del sonido y el cumplimiento de la legislación sobre los límites de ruido en diferentes zonas.

Contaminación Visual:

Los impactos visibles de las granjas eólicas se pueden minimizar escogiendo un buen lugar para su emplazamiento, desarrollando un buen diseño de la turbina, eligiendo colores adecuados al paisaje circundante y educando a las comunidades locales sobre los beneficios de la utilización de energías renovables.

 

Referencias

* "Benign Energy? - The Environmental implications of renewables"
Autor: International Energy Agency

* "Medio Ambiente y Desarrollo"
Autor: Mariano Seoánez Calvo

Por Luis Castañaga

Fuente: Eco2site
Agosto, 2003